domingo, 3 de junio de 2012

PASEOS POR SEVILLA (1). Desde el Puente de Triana al Museo


En este primer paseo, ¿qué otro lugar que el río para empezar? Bello de día y de noche, os permitirá moveros hacia Sevilla o hacia Triana mientras podéis ver el paseo fluvial más bello de Europa.


AQUÍ TIENES UN MAPA 
(RUTA AZUL)


Ver PASEOS POR SEVILLA en un mapa más grande

 Por si os interesa saber más del Puente, ya hablamos aquí de él.





 Y aquí de su entrañable Capillita del Carmen




Ascendamos entonces por la Avenida de Reyes Católicos de edificios señoriales que, de pronto, comenzará a estrecharse para dejarnos en la Plaza de la Magdalena.
Juan de Mesa. Montserrat

El espacio fue antiguo monasterio (San Pablo) del que aún hoy subsisten  la Capilla de Montserrat (con un extraordinario Cristo de Juan de Mesa) y la iglesia de la Magdalena, obra gótica-mudéjar de la que aún persiste la Capilla del Dulce Nombre, siendo el resto del templo obra de Figueroa, el gran arquitecto sevillano del XVIII, con una espléndida cúpula con cerámica vidriada.




En su interior se conserva todo un museo de escultura: relieve de Juan de Mesa, el famoso Calvario, tallas de Pedro Roldán, de Balduque, de Jerónimo Hernández... Una visita verdaderamente imprescindible.
.

Al salir de la Magdalena giraremos a la derecha para empezar a introducirnos en bellas callejuelas con todo el encanto sevillano. Nuestro destino será el Museo de Bellas Artes (o simplemente el Museo, como lo conocen los sevillanos), una plaza amplia y deliciosa ante la que se abre la pinacoteca, obra también de Figueroa.

Tanto por el edificio (de bellísimos patios) como por sus colecciones, es uno de los mejores museos de España. Os sorprenderán obras de Velázquez, los grandes conjuntos de Zurbarán o Murillo, las espléndidas tallas de Martínez Montañés, Juan de Mesa o Ribas, las obras de Ribera, Pacheco, Roelas, Valeriano Bécquer...
Aquí nos quedaremos para enlazar con nuestro segundo paseo



Y tras todo el paseo, habrá que ir de tapas, ¿no? Nunca puedo concebir Sevilla sin su comida.
En el entorno tenéis varios locales.
El más cercano de todos es la Flor de mi Viña de donde jamás salgo sin probar sus albóndigas de choco, su ensaladilla y su cola de toro.
Más cerca de la Magdalena este mismo año descubrí un bar jerezano, Volapié,  de magníficas frituras, manzanillas, platos de cuchara y chacinas.
Y por supuesto, Blanco Cerrillo en José de Velilla para disfrutar de una cerveza helada y sus fantásticos adobos



No hay comentarios:

Publicar un comentario