miércoles, 12 de septiembre de 2012

UN PASEO POR LA SIERRA DE GATA. Desde Extremadura a Portugal con Valverde del fresno como centro



Es ésta una ruta poco transitada, alejada de las principales vías y reclamos turísticos de Extremadura.
Esta lejanía la ha permitido conservar unos paisajes (naturales y culturales) verdaderamente magníficos, una excelente gastronomía y una paz difícil de encontrar en otros lugares.
Aunque la ruta se podría alargar hacia el este, yo prefiero empezar junto a la raya de Portugal, con Valverde del Fresno como cuartel general.

Apoyado en los viejos granitos y dominando el valle, el paisaje transmite un sosiego inaudito, fruto de una naturaleza suavemente domesticada en un microclima que nos rodeará de cítricos, pastos y pequeñas huertas, con los grandes bosques de castaños en las subidas

Junto a él, no podemos olvidar San Martín de Trevejo, uno de los pueblos mejor conservados de la zona, con una arquitectura de agua y piedra que nos trae recuerdos templarios o celtíberos y mantienen aún un curioso dialecto de la zona (A Fala), de orígenes medievales.


Si nos decidimos (siempre desde Valverde) por el oeste, muy pronto nos encontraremos con la raya de Portugal. Atravesémosla para encontrarnos con uno de los paisajes más antiguos de nuestra Península, esos granitos lentamente derruidos que forman todo el conjunto de la Sierra y que en Monsanto nos dejarán boquiabiertos con su magnífico berrocal del que ya hablamos aquí.

No nos perdamos tampoco su pueblo, tan tristemente bello, ni los restos de la gran encomienda templaria que se esconde tras las rocas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario