jueves, 18 de octubre de 2012

EL SEPULCRO ROMANO DE DOÑA SANCHA, COVARRUBIAS


Una de las joyas de Covarrubias se encuentra en su colegiata. Rodeada de más de treinta sepulcros más (entre ellos el de su marido, fernán González), se encuentra este sarcófago reutilizado, posiblemente del siglo IV, y aún de tema pagano
En él encontramos el típico medallón central que cobija a un matrimonio romano que la tradición atribuía como verdaderos retratos de los fundadores de Castilla, con la figura de la mujer protectora que en varias ocasiones tuvo que restacar a su marido de las garras de sus enemigos (Serafín Moralejo). Bajo él se encuentra la figura de un pequeño Atlas ue hace ondear sobre él un manto, representando así al Universo.

A ambos lados encontramos la habitual decoración de estrigiles (formas en S) Este motivo, según Elvira Barba, se creo por un deslizamiento semántico. El estrigiles era una tablilla (o piedra) con hendiduras en S que utilizaban los atletas clásicos para limpiarse el barro de su cuerpo tras los Juegos. De aquí que se utilizara en los sarcófagos como una forma simbólica de limpieza (tema que de lo pagano pasará a la figuración paleocristiana)

A ambos extremos encontramos con nuevas representaciones paganas: la de un pastor con su rebaño, vaga representación idealizada del Otro Mundo interpretada en clave bucólica (cercana a las narraciones de Virgilio u Horacio que serán reinterpretadas en el Renacimiento)



No hay comentarios:

Publicar un comentario