sábado, 10 de noviembre de 2012

UN MAGNÍFICO LIBRO PARA DISFRUTAR DEL EQUIPO CRÓNICA


Nuestro Pop peninsular tuvo, durante casi 20 años, el privilegio del arte colectivo de Solbes y Valdés, el llamado Equipo Crónica.
Cercano en presupuestos artístico al pop internacional, su obra fue mucho más allá de la exaltación de la superficialidad y el consumo americano para realizar una propuesta política y posmoderna (casi veinte años de ser inventada la posmodernidad)
Jugando con los medios de comunicación pero también con toda nuestra larga iconografía artística (desde Velázquez a Picasso pasando por Goya, Zurbarán...) crearán un arte divertido y crítico que destrozaba los discursos preponderantes y daba mucho que pensar bajo su apariencia fácil.
De todo lo que he leído sobre ellos yo me quedo con el volumen que le dedicó  Ricardo Marín Viadel: Equipo crónica: pintura, cultura, sociedad, de 2002
El libro, espectacularmente ilustrado con obras de toda su larga producción, nos ayuda a comprender su pintura desde la biografía de los protagonistas, el contexto socio-político-económico, estética...
Dividido en dos grandes apartados, el primero nos analiza minuciosamente su pintura desde un punto de vista cronológico en el que vemos aparecer y desarrollarse sus obsesiones, desde la crítica social y política a su inmersión en el estudio de Velázquez o el Guernica para terminar por practicar el arte de la cita posmoderno.
La segunda parte insiste en el estudio de sus componentes plásticos, haciendo un completo estudio de su uso del color, la línea, la perspectiva, la escultura, los múltiples...
El volumen se cierra con un breve pero interesante ensayo sobre la obra de Manolo Valdés a partir de la disolución del grupo en los ochentas, una obra que, partiendo de principios semejantes termina por convertirse en uno de los verdaderos referentes del arte actual
                                                           

No hay comentarios:

Publicar un comentario