domingo, 9 de diciembre de 2012

EL MONASTERIO DÚPLICE DE CONSTANTINO LIPS. ESTAMBUL



Algo apartado de los circuitos turísticos (aunque accesible desde la mezquita de Fatit) se encuentra esta iglesia dúplice bizantina, convertida tras la conquista en mezquita.

Esta conversión acabó con todas sus riquezas y ornamentos pero la estructura arquitectónica es tan potente que merece la pena acercarse a ella.
Como decíamos se trata de una iglesia dúplice. La original se debe a un magnate de la corte de León VI por Constantino Lips (siglo X, Segunda Edad de Oro)
Junto a ella se edificó otra en tiempos paleólogos (siglo XIII, Tercera Edad de Oro), uniéndola a la anterior por medio de un nártex.
Ambas poseen (como es típico en la arquitectura monástica) doble nártex, así como los típicos arcos triples, modo constructivo para llenarlas de luz que se volcara y resbalara sobre los mosaicos y fuera, también, motivo iconográfico recurrente (la Trinidad)

En la primera de ella descubrimos la típica estructura de cruz inscrita que ya analizamos en Teothokos Pammakaristos. Una gran cúpula domina el espacio y lo condiciona. Toda su sustentación se recurre a bóvedas de cañón y arista.



Son especialmente interesantes sus bóvedas cuatriboladas de la prótesis y el diaconicon.

La segunda iglesia, con usos funerarios (parekkleseión o atrio paralelo para enterramientos), se organiza también con cúpula con una mayor tendencia longitudinal. Resulta curiosa la bóveda de arista antes de la de horno en el ábside (bema) que le de mayor profundidad para incluir en ella el coro.


Al exterior los volúmenes se clarifican, independizándose los tres fundamentales, con sus cúpulas prominentes.

Especialmente en la parte más tardía es interesantísima la capacidad de jugar con el ladrillo y su policromía combinada por la argamasa para generar formas decorativas que a menudo recuerdan (sin contacto alguno) al mudéjar hispano































2 comentarios:

  1. Vaya pasada¡¡¡¡¡
    ya tengo una excusa para volver a Estambul.
    impresionante el empleo del ladrillo, y sobre todo el interior de las cúpulas, amen de los muros con las cenefas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho que te haya gustado. A mi me dejó con la boca abierta auqnue no sea nada turístico

      Eliminar