martes, 28 de mayo de 2013

DOS PORTADAS ROMÁNICAS EN SIGÜENZA


Aunque reconquistado con anterioridad, será el siglo XII, bajo el mecenazgo de Alfonso VII y la creación del obispado cuando Sigüenza inicie una fase de esplendor.
De aquel momento nos quedan dos portadas (pues los interiores se encuentran o en mal estado o ya son claramente protogóticos): las parroquias de Santiago y de San Vicente.
Ambos son templos urbanos que han de adaptarse al viario previo, por lo que lo más cuidado será la entrada de acceso.
En ambas se utiliza el típico arco en derrame (abocinado) sin parteluz, con multiplicación de jambas y arquivoltas.
Excepto en los capiteles (con flores muy simplificadas) se renuncia a la decoración narrativa para inclinarse a fórmulas que la están poniendo en contacto con el mundo cisterciense (como ya vimos en la Catedral la influencia del cercano Monasterio de Santa María de Huertas será muy fuerte). Por ello se recurrirá a fórmulas geométricas sumamente bellas.

Ambas iglesias serán hitos urbanos en donde se reunían los ciudadanos para tratar temas comunales (Posteriormente el centro ciudadano se trasladará a la catedral para luego pasar, ya a finales de la Edad Media, a la Plaza de la Cárcel, para regresar, en el XVI, a las espaldas de la catedral, en la llamada plaza mayor)

       TODOS NUESTROS POST SOBRE SIGÜENZA Y SUS ALREDEDORES

No hay comentarios:

Publicar un comentario