sábado, 25 de mayo de 2013

EL LIBRO DEL TÉ. Kakuzo Okakura

                                                                    

El arte emparenta con la religión y ennoblece la humanidad; eso es lo que convierte una obra de arte en una cosa sagrada

80 años han pasado de la publicación (póstuma) de este libro y sigue siendo fundamental para comprender mucho del arte y estética japonesa.
Su autor, exiliado por medio mundo, busca con ella una reivindicación de lo japonés frente a la cultura occidental tomando al té y todos sus complejos rituales como pretexto.
Y digo esto pues, pese a su título, este pequeño librito es todo un sutil tratado de estética oriental (especialmente la derivada del zen) que nos explica desde los modelos religiosos de origen chino y sus consecuencias (desde el “comunismo” del confucionismo a la libertad individualizadora del zen), la importancia de la asimetría o lo inconcluso, el poder del gesto y la ceremonia, el profundo sensualismo de todas sus artes derivadas, el ikebana o las artes marciales, el haikú, el poder del camino…
El lector puede conocer así a apreciar muchos de estos matices con su lectura y descubrir el poder (estético y psicológico) de los pequeños gestos.


No hay comentarios:

Publicar un comentario