domingo, 28 de julio de 2013

LA PLAYA DE LA MALVARROSA


De lo que conozco, la mejor playa urbana.
Quien la conociera hace ya bastante años no sabría reconocerla. Su enorme arenal que nunca se llena, su paseo para bicicletas o el simple paseo, su arena fina, los fantásticos chiringuitos en donde tomarse un arroz (aunque cada vez más caro).

La misma playa que pintara Sorolla, que paseara Blasco Ibáñez (cuya casa se encuentra muy cerca), ahora es un lugar magnífico para pasar el día, bien comunicado por coche, autobús o el famoso tranvía a Malvarrosa de Manuel Vicent (el que llegaba a las Arenas, un balneario reconvertido en hotel lujoso).





 Casa de Blasco Ibáñez
.
Y por si fuera poco, detrás suyo, el famoso Cabañal y sus casas modernistas, ese mismo lugar que el ayuntamiento quiere destruir (ya lo está haciendo) para un poquito más de especulación inmobiliaria)




















No hay comentarios:

Publicar un comentario