lunes, 26 de agosto de 2013

EL PARTERRE DEL RETIRO. UN JARDÍN FRANCÉS


Como ya vimos en el artículo que dedicamos a su creación, esta zona del Retiro se anteponía al Salón de Baile (actual Casón del Buen Retiro) y su ajardinamiento respondía a modelos italianos (manieristas) compuestos por una red de caminos cubiertos por enredaderas y rosales (el famoso Jardín Ochavado) , tal y como podéis ver en las siguientes imágenes









































Sin embargo, en el siglo XVIII, la nueva dinastía francesa (de orígenes franceses), intenta modernizar la zona siguiendo el modelo de jardín francés (el que se desarrollará en Versalles y tendrá su máximo creador en Le Nôtre).
Para ello Felipe V  le encargó al arquitecto Robert de Cotte la reforma.

Se eliminarán los jardines anteriores para crear un gran espacio basilical que generara una larga perspectiva sobre el Salón de Baile. (Estas largas líneas de fuga eran típicas del estilo, respondiendo a los jardines intimistas del Renacimiento).

Lo que sí se tomó de los anteriores jardines italianos será su Naturaleza dominada a través de setos geométricos de boj o plantas recortadas en formas geométricas (a través del arte topario).

A través de ellos se crean verdaderos cuadros, pues este tipo de jardines son pensados más para mirarse que para pasearse, creando puntos de vista preferentes que ensalcen una arquitectura o (por el contrario) para ser visto desde las ventanas altas del edificio, creando largos caminos para la mirada que los recorrerá hasta los bosquetes finales que suelen rematarlos.
Bajo esta ideología, todos los elementos se subordinan al diseño general (incluidas las fuentes), con un predominio absoluto de la geometría y con las flores encerradas dentro de los parterres.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario