lunes, 9 de septiembre de 2013

ARTE PALEOLÍTICO. LAS PLACAS GRABADAS DE LA CUEVA DEL PARPALLÓ. VALENCIA


Siempre que pensamos en arte paleolítico, lo asociamos al norte de la Península.

Sin embargo, en pleno Mediterráneo (Gandía, al sur de la ciudad de Valencia) guarda uno de los tesoros más espectaculares de nuestra prehistoria, con más de 6000 placas grabadas que nos muestran desde fauna a formas geométricas (tectiformes) con una secuencia de más de 10.000 años que ocupa desde el el Gravitense al Solutrense o el Magdaleniense.

Se ha especulado con un verdadero santuario (lugar central de varias tribus del entorno) en donde se depositaron las placas como forma de ofrenda para propiciar la caza (aunque son posibles otras hipótesis que ya analizamos aquí para la pintura paleolítica), incluso relacionado con ciertos ritos solares (en el solsticio de invierno el sol penetra hasta el fondo de la cueva, no demasiado larga).


En las distintas placas aparecen grabados realizados con un pulso firme y continuo, que prescinde de detalles superfluos en los mejores ejemplos. 

Existen otros ejemplos en donde se unen color y grabado.






Más que verdadera pintura, estas piezas las deberíamos encuadrar dentro del llamado arte mueble (pues se mueve; posiblemente las placas se realizaban en otros lugares para transportarse al santuario)







Para saber más
http://www.museuprehistoriavalencia.es/ficha_museo_virtual.html?cnt_id=5

No hay comentarios:

Publicar un comentario