domingo, 22 de septiembre de 2013

PALERMO. LA PIAZZETA DEL GARRAFFO


Palermo, junto a Nápoles, es la ciudad de los rincones inolvidables en donde convive la más excelsa belleza con la pobreza y una terrible (fascinante) presencia del tiempo que erosiona la historia pero nunca puede llegar a borrarla del todo.

Uno de estos rincones es el que os presento hoy. En el barrio de la Vucciria, sede actual de uno de los magníficos mercados, se abre una plaza? (un engrosamiento del tejido en el cruce de calles): la piazzetta del Garralfo.
En ella se encuentra Santa Eulalia de los Catalanes, antigua iglesia remozada en el barroco. En la actualidad se encuentra desacralizada  y funciona como la sede del instituto Cervantes en la ciudad.

Su entrada, aún renacentista, posee interesantes tondos, mientras que el interior es, después de varias restauraciones, bastante severo.
Fue en esta iglesia donde Miquel Barceló trabajó en unos fascinantes murales, ahora cubiertos por sábanas.

En el exterior de la plaza existe una magnífica placa gótico-barroca.
En la pared contraria se encuentra una de las tantas representaciones del Genio de Palermo (Garraffo), deidad tutelar (junto a la cristiana Santa Rosalía) de la ciudad.

La estautua, probablemente del XIV o XV, estuvo originalmente en una fuente luego trasladada. En la actualidad se encuentra en una capilla adosada a la pared de tiempos barrocos

Todo el barrio está ocupado por puestos del mercado, aunque las calles laterales aún parecen pertenecer a una ciudad en guerra. Son los restos, aún visibles, del gran terremoto del 2002






















No hay comentarios:

Publicar un comentario