miércoles, 19 de febrero de 2014

LA FACHADA DE LA CATEDRAL DE GRANADA. ALONSO CANO



La Catedral de Granada siempre ha sido particular. Su tardía construcción (siglo XVI) le permitió un inicio tardoplateresco (la Capilla Real) como verdaderamente purista en su interior (ideado por Diego de Siloé).
Sus particularidades se continúan en su fachada principal, construida por el arquitecto-escultor-pintor Alonso Cano.
Su estructura es sumamente novedosa y rompe por completo con la tradición tardomanierista encabezada por Gómez de Mora.
Frente a sus formas heredadas de lo herreriano, Alonso Cano apuesta por el volumen y la luz, creando un triple arco sumamente avanzado que se antepone a la fachada, creando un extraordinario juego de articulaciones que cambia a lo largo del día.
Alonso Rodríguez de Ceballos pone en relación esta estructura con la ideología de Borromini “en  su tectónica, en su materia, en su decoración y en su propia atmósfera espacial

Tambien es novedoso (e italiano) el uso de la decoración, muy purista y arquitectónica, con numerosos cajeados en las pilastras, arcos y molduras que vuelve a remarcar la influencia de la luz, reservando a escasos lugares la decoración escultóricas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario