sábado, 15 de febrero de 2014

Susan Vreeland La pasión de Artemisia (Gestileschi)

                                                

Fue un regalo de una maravillosa alumna que tiene la fuerza (pero también la sensibilidad) de Artemisia Gentileschi que, por las cientos de cosas, no pude leer hasta mucho después.
Tiempo después, un viaje a Nápoles me dio la oportunidad de rescatarlo de la estantería de los libros que no se leyeron a tiempo, disfrutándolo de una forma maravillosa tanto por sus viajes (de Roma a Florencia, a Génova, a Venecia, a Nápoles o a Londres) como por la capacidad que tiene la autora de explicar de forma sencilla cuestiones formales e iconográficas que le permitirán a cualquier profano entender el mundo barroco italiano 
Sin embargo, lo que más me fascinó fue su manera de interpretar los cuadros desde un punto más profundo, emocional… 
Su forma de utilizar la pintura y su artista para hablarnos de la mujer en el mundo barroco, con todas sus luchas y sumisiones que Artemisa Gentileschi fue capaz de sublimar de forma tan espectacular en su obra.
De veras os lo recomiendo 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada