domingo, 9 de marzo de 2014

LA IGLESIA DE SAN ESTEBAN Y SU ENTORNO. CUÉLLAR


Entre todos los monumentos de Cuéllar es éste el que más aprecio.

La iglesia, como podéis ver en el plano, sigue las ideas románicas de una sola nave con amplio ábside (algo desplazado para adaptarse a las rocas del terreno) que, al exterior se resuelve de forma mudéjar siguiendo los ejemplos que ya hemos ido viendo en este blog (Arévalo y Sahagún en especial).
Con un primer piso de mampostería, las distintas alturas se generan por medio de arquerías ciegas de ladrillo, espacios rectagulares (también ciegos) y dientes de sierra.


La portada, con alfiz al modo islámico, se desarrolla en arquivoltas románicas de ladrillo.

En su interior se encuentra un magnífico sepulcro de la familia Hinestrosa con yeserías, ya gotizante.

En torno a la iglesia recientes excavaciones han sacado a la luz toda una zona altomedieval en donde se superponen las funciones.
Por una parte encontramos restos de una necrópolis con sepulcros antropomorfos excavados en la roca y cubierto con lajas (incluyendo algunos infantiles).

Junto a ellos se encuentran restos de actividad económica, como silos circulares (los puedes ver en la foto superior junto a unas vallas, siendo uno de ellos nevero), y grandes tinas cuadrangulares utilizadas para tenerías (la zona, acaso por influencia mudéjar, tuvo gran tradición, con grandes plantaciones de azafrán y rubia utilizados como colorantes). En este momento la zona se encontraría extramuros, debido a los olores, muy cerca de la muralla aún conservada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada