sábado, 5 de abril de 2014

MAUS, EL CÓMIC COMO VERDADERA OBRA DE ARTE E HISTORIA


                                             
Realmente no soy demasiado asiduo al cómic adulto (libro ilustrado, creo que le llaman ahora) y lo poco que he leído ha sido bajo los consejos de Ignacio, un sabio de tantas cosas.
Precisamente este libro me lo regaló él, y disfruté ,uchísimo con su lectura, igual que con la relectura que he hecho en estos últimos días, preparando los temas del fascismo para mis fabulosos alumnos de 4º de la ESO.
El libro es recomendable desde dos puntos de vista.
Históricamente es una historia (verídica) sobre los judíos polacos, desde las primeras humillaciones a los campos de concentración y exterminio. Una historia llena de humanidad y que informa sin cargar demasiado las tintas (realmente es más la historia de una supervivencia que del propio Holocausto), que es perfecta para los alumnos de finales de la ESO para conocer más a fondo este tema que siempre les llama tanto la atención.
Artísticamente también el libro es notable. 
Es fascinante ver qué cantidad de medios gráficos es capaz de desplegar su autor (Spiegelman) para contarnos la historia, jugando con los propios personajes (los ratones judíos, los gatos nazis, los cerdos polacos, los perros estaduonidenses...), utilizando con maestría de grabado las líneas, los negros, los rayados; cambiando el estilo para cambiar los temas y los enfoques, los picados y contrapicados, el juego de viñetas, que a veces se nos desordenan, se amplían o empequeñecen dando nuevos ritmos al relato...
Es, además, una bella historia sobre un padre (en realidad dos, el héroe de los campos, el ser miserable en el que se ha convertido) y un hijo, lleno de humor pero también de ternura.

No hay comentarios:

Publicar un comentario