jueves, 24 de abril de 2014

SAN IDELFONSO DE TOLEDO. NUESTRO GESÚ PARTICULAR


La orden de los jesuítas intentó convencer con la palabra y la pintura pero también con la arquitectura, repitiendo un modelo único (el famoso Gesú del que ya hablamos aquí de su portada y en su interior) que les hiciera reconocibles allá donde estuvieran.

La iglesia de San Ildelfonso en Toledo es, junto a San Isidro en Madrid, uno de los mejores ejemplos hispanos de esta imposición a través de la arquitectura, tan clásica como masiva, que gracias a su portada y su cúpula.

Sus autores fueron los mismos de la iglesia madrileña: proyecto de Pedro Sánchez y ejecución del Padre Bautista.

En su portada se respeta el modelo de Giacomo della Porta que vimos aquí (doble piso reforzados por potentes columnas pareadas, unido por aletones y cerrado visualmente por un tabernáculo en vez del tradicional frontón superior).

A este esquema se añaden (igual que en San Isidro) dos torres campanarios de ladrillo que rompen la armonía de la obra della Porta para aportarle un mayor sentido de ascensionalidad.
En su interior se recoge el modelo que hiciera Vignola para el Gesú (aquí lo vimos) de gran nave central, testero plano, corto crucero con pilares achaflanados y naves laterales compuestas a través de capillas comunicadas.





El muro se articula por medio de órdenes gigantes de pilastras.


La cubierta usa la tradicional bóveda de lunetos en las naves y una gran cúpula en el crucero.


Entre los elementos decorativos más característicos están las famosas ménsulas pareadas (casi una firma del Padre Bautista)




y el espectacular retablo fingido de los hermanos González Velázquez que, en una verdadera cita al padre Pozzo, construyen un espacio ilusionista verdaderamente notable 









La visita turística permite al visitante ascender a la tribuna con espléndidas vistas del interior y, si se atreve, a las torres, desde la que se tiene una espectacular vista de Toledo.

Junto a todo ello la iglesia tiene notables retablos



Retablo relicario




No hay comentarios:

Publicar un comentario