miércoles, 27 de agosto de 2014

LAS PUERTAS ZIRÍES DE LA GRANADA TAIFA


Como veíamos en un artículo anterior, Granada, antes de su periodo nazarí, conoció un primer momento de esplendor durante las primeras taifas gobernada por los ziríes.
De esta etapa se conservan numerosos restos, siendo uno de los más interesantes los defensivos: una serie de puertas de las antiguas murallas que mantienen su típica estructura de arco de herradura.
De la primitiva alzacaba (Qadima), junto a un lienzo de abandonada muralla, se mantiene en pie la Puerta Moniata (o de la Albahaca).

Un poco más abajo (como resto de la muralla que rodeaba la alcazaba), se encuentra la Puerta de Elvira, aunque bastante modificada en época nazarí.

En el extremo contrario de dicha Alcaba Qadima (aunque posible ya edificada por los almorávides que utilizan su tradicional forma en codo) se encontraba la de las Pesas, pues en ella se colgaban las pesas defectuosas a partir del XVI, con la creación de mercados en la recién inaugurada Plaza larga.






















Ahora en los bosques de la Alhambra (gracias a su reconstrucción realizada por Torres Balbás), se encuentra la Puerta de Bibrambla (También llamada de las orejas o des manos  pues en ella se colgaban los miembros amputados por la justicia).

Sobre su cronología se mantienen duda si es zirí (últimos tiempos de Abd Allah) o ya almorávide.

Situada en la zona de Bibrambla era el final del sistema defensivo de la ciudad, ya extendida hacia la planicie y en donde se había instalado la nueva mezquita aljama (actual Iglesia del Sagrario en la catedral)






















Si regresamos hacia el Albaicín encontramos el mal llamado puente del Cadí (realmente puerta de los Adufes o de los panderos).

De él Sólo nos resta el arranque de un gran arco de herradura adosado a una torre. En ella se colocaba una doble reja de hierro en la que, a través de grandes láminas de metal movibles, se podía crear una pequeña presa para el abastecimiento del agua en momento de asedios (Bilal Sarr). Muy probablemente dicha puerta se comunicaba con la muralla por medio de una coracha.



No hay comentarios:

Publicar un comentario