martes, 9 de septiembre de 2014

SAN FREDIANO. LUCCA


Frente a la influencia pisana presente en todas las iglesias de la ciudad, San Frediano es una iglesia mucho más romana y verdaderamente fascinante.

La arquitectura se sitúa entre 1112 y 1147.
Su portada, muy austera, hace destacar la nave central con una espléndido mosaico, realizado ya en el XIV según los modos arcaizantes (bizantinos) que mantienen la tradición frente a las novedades del Trecento (Duccio y Cimabue), vinculándose a los modos de Cavallini (Se suele atribuir a Berlinguiero Berlinghieri).

Iconográficamente oscila entre la tradicional representación del pantocrator y una ascensión simbolizada por los ángeles que sustentan la mandorla y que se reafirma con la parte baja en donde el tradicional colegio Apostólico rompe su frontalidad para mirar hacia arriba.



El resto de sus rasgos arquitectónicos se acercan más a lo pisano (como el ábside de bandas)

O al lombardo evolucionado que se extendió por todo el norte y centro de Italia de su magnífica torre



DE TURISMO POR LUCCA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada