lunes, 6 de octubre de 2014

EL ALTAR DE PÉRGAMO (II) LA ESCULTURA



 
Como ya veíamos en un post anterior dedicado a la arquitectura, la escultura abandona el friso para colocarse en el podio en un gran relieve corrido.

Su tema fundamental es el de la Gigantomaquia, la lucha de los dioses contra los gigantes. (Según Elvira Barba, la gran conmoción del principio de los tiempos, la lucha entre las fuerzas del desorden y el desorden, los gigantes, las tribus celtas, contra la racionalidad, de la naturaleza organizada, los dioses, los propios griegos)

Los restos conservados nos dan una clara idea del helenismo barroquizante de esta segunda escuela de Pérgamo  que ha roto por completo con la tranquilidad, equilibrio y belleza clásica para crear un verdadero torbellino de sensaciones (las emociones serán fundamentales en este periodo frente a la intelectualidad del clásico).

Para conseguirlo se recurre a múltiples detalles técnicos
Utilización del trépano (en los cabellos o paños) creando profundas cavidades de en las esculturas que generan un potente claroscuro





La constante utilización de diagonales y curvas (como ya se hacía en la Victoria de Samotracia o el Laocoonte de la escuela rodia) en las composiciones, consiguiendo así mayor movimiento, tensión y fuertes desequilibrios. 



 De la misma manera actúan los fuertes escorzos (posturas muy forzadas)



Fuerte expresividad en caras y gestos, muy dramáticos, teatrales (compáralos con los del Laocoonte), que trasmiten así la tragedia del combate, el horror de la guerra, tan distinto a cómo los plasmaba Fidias en el Partenon.




Un fuerte realismo y detallismo en las figuras (cercano a los Gálatas) que comunican mejor con el espectador (pues se identifica con ellas).



Adopción de un canon musculoso y ancho que para nada corresponde con el de Policleto o Praxíteles

Todo este estilo desbocado, típico de un mundo roto y desarticulado como el helenismo, será una de las bases de inspiración para el mundo manierista (Miguel Ángel en especial) y barroco (Bernini)

No hay comentarios:

Publicar un comentario