martes, 18 de noviembre de 2014

LA ALJAFERÍA. Ideas generales


¡Oh Palacio de la Alegría!, ¡Oh Salón Dorado!
Gracias a vosotros llegué al colmo de mis deseos.

Y aunque en mi reino no tuviera otra cosa,
para mí sois todo lo que pudiera anhelar.

Versos atribuidos al propio monarca taifa, al Muqtadir




Como ya explicamos ampliamente aquí, la taifa de Zaragoza en la marca superior prontó creó un estado poderoso (sólo comparable al Toledo de Al Mamum o la Sevilla de Al Mutamid).
Los mejores restos conservados de este poderío será su palacio de recreo, situado junto al Ebro y, en aquel momento, ajeno a la ciudad amurallada heredada de los romanos: la Aljafería.

Realizado a mediados del XI por el segundo monarca hudí (Al Muqtadir) fue llamado el Palacio de la Alegría, y en él moraron personalidades como Avempace, Al Kirmani o los poetas judíos (más tarde emigrados a la Granada Zirí) Ibn Gabirol. Ibn Ezra o Samuel Halevi.



En el terreno artístico el palacio es el mejor resto del arte taifa (junto a la alcazaba de Málaga o el Bañuelo de Granada), que retoma el arte califal de la mezquita de Córdoba para experimentar decorativa y especialmente con él, tal y como iremos viendo en los próximos post.

.
.
.
La Aljafería mudéjar



1 comentario: