sábado, 22 de noviembre de 2014

LA OBRA DE ARTE DESCONOCIDA. BALZAC+PICASSO


En 1832, un joven Balzac publicaba en prensa este cuento corto que terminaría por convertirse en una de las obras más citadas por los autores del siglo XIX (Rodin, Cezanne) o XX (Picasso, Mann, Rilke...) ¿Cuál era su embrujo?
Acaso la genialidad de introducir en sus escasas páginas la más completa y profunda reflexión sobre la creación artística, sus momentos más excelsos y sus más tristes fracasos, reflexionando sobre la verdad y la mentira en el arte, su imposibilidad de recrear directamente la realidad o la necesidad de buscar una mentira (simétrica pero no tangente) para conseguir el efecto de realidad sin tener que copiarla (algo que tanto interesó a Cezanne o a Picasso).
                                                        
El texto utiliza dos pintores históricos (Porbus y un joven Poussin) y otro inventado (Frenhofer) para buscar los límites del arte y terminar despeñados por el abismo de una doble locura, la del amor y los celos y la de la propia pintura.

Su lectura es toda una lección sobre arte clásico (desde Rafael a Tiziano, con excelente explicaciones sobre perspectiva o pincelada suelta) a la vez que una verdadera premonición de lo que será el arte moderno (desde la primacía de la luz del impresionismo, la estética del fragmento de Rodin, la búsqueda de armonías musicales que practicará Cezanne o Kandinsky), y yo en alguna ocasión he utilizado fragmentos suyos en clase de arte de 2º de Bachillerato con muy bueno resultados.

Pero esta edición tiene, además, un plus. Contiene los grabados que Picasso realizó para la edición de Vollard, una extraordinaria colección de dibujos que pasan del modo ingresco (precedente de la famosa Suite Vollard) a la abstracción de grandes mallas de puntos, claramente entroncadas con su escultura Monumento a Apollinaire.
Y es que esta obra fue una verdadera obsesión para Picasso, que llegó a alquilar el taller en la Rue de Grans Agustins citada en el libro en donde terminará pintando el Guernica.
En ella encontraba algunos de sus temas centrales, como el poder de la creación, el pintor y la modelo, los límites de la representación... que le ocuparon gran parte de su obra.


No hay comentarios:

Publicar un comentario