domingo, 23 de noviembre de 2014

RINCONES DE PARÍS. LA FUENTE DE LOS INOCENTES


París es un libro de historia de páginas semiborradas que hay que leer entre líneas e imaginar más que ver.
Así ocurre con esta fuente de los inocentes, la única renacentista de todo París.
Se alza donde estuvo una iglesia medieval del mismo nombre en cuyo cementerio se enterraba a los inocentes (los niños de inclusas y otros centros de caridad) y que, debido a su mala fama (se encontraba en el borde de la ciudad y era utilizado por prostitutas) terminó cerrándose con una valla a la que se adosó esta fuente.
Pronto la iglesia desapareció y con ella el cementerio (trasladando los restos a las Catacumbas) en la imparable expansión del mercado de las Halles.
Tras el derribo de este mercado tradicional se recuperó esta plaza y se colocó en su centro la fuente (añadiéndole un cuarto lado).
Sus autores, Jean Goujon y Lescot Pierre, crearon un templete de órdenes clásicos con delicados relieves en los paños,  rematados por frontones y una cúpula central.
El agua, desde la fuente central, se derrama bellamente por las escalinatas.


BUSCA UN CÍRCULO AMARILLO


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada