lunes, 8 de diciembre de 2014

SAN MINIATO AL MONTE. FLORENCIA


Junto al Baptisterio, San Miniato es una de las pocos obras renacentistas que conserva Florencia, construida en los siglos XI y (fachada) XII.

Si comenzamos por ésta, nos encontramos (como tantas veces se ha dicho) como un renacimiento con tres siglos de adelanto. Sólo hace falta comparar su rigor geométrico gracias a los mármoles de Prato, su gusto por el número y la proporción, el rigor compositivo de sus partes cerradas por un potente frontón que serán la base para Alberti (como vimos en la fachada de Santa María Novella que ya analizamos aquí)

En su interior nos encontramos con claros recuerdos paleocristianos, con su forma longitudinal en donde se entremezclan los pilares y las columnas exentas (muchos de ellos coronados por capiteles romanos) que nos lanza hacia el prebisterio.


Éste se encuentra elevado para cobijar bajo él la tradicional cripta de varias naves.
Las cubiertas, también en la misma herencia, son de madera policromada reforzadas por tirantes, un elemento que mantendrá una parte del gótico de la ciudad, como vimos en Santa Croce.

El ábside se decora con un mosaico del trecento de clara influencia bizantina mientras que las paredes siguen decorándose con mármoles cuadrangulares.






















4 comentarios:

  1. Es la iglesia más bonita de Florencia, y quizás del mundo.

    ResponderEliminar
  2. Hola, ¿me podrías recomendar una web con una guía exhaustiva de San Miniato? Ya que no parece que haya visitas guiadas.
    Gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te recomiendo estos libros
      http://seordelbiombo.blogspot.com.es/2013/08/dos-buenos-libros-para-conocer-y.html

      Eliminar