lunes, 2 de febrero de 2015

COMPARACIÓN ENTRE DOS CATEDRALES (CLÁSICA. Burgos VS MEDITERRÁNEA. Santa María del Mar


Nos encontramos ante una arquitectura Gótica de tipo religiosa perteneciente al siglo XIII, es decir,  perteneciente al Gótico clásico.

Esta catedral posee una planta de cruz latina que tiene una  girola o deambulatorio muy amplio con capillas radiales, lo que hace que por la parte más cercana al ábside sea más complicado apreciar el brazo transversal o crucero. En esta planta se pueden apreciar más las partes que el Románico dejó como herencia, como las tres naves o la girola (típicas de las iglesias de peregrinación).

Estamos ante una construcción arquitectónica de tipo religiosa del siglo XIV que por tanto pertenece al Gótico Mediterráneo.
Esta arquitectura posee una planta de tipo “salón”, que no es más que la evolución de una planta de cruz latina que poco a poco ha ido perdiendo el brazo transversal (crucero) para formar parte de las tres naves. 
Está compuesta por unos pequeños pies (la entrada), tres naves, un ábside central, una girola y absidiolos o pequeños ábsides y capillas situadas entre contrafuertes.

 En cuanto al material suponemos que será piedra cortada en sillares y como elemento sustentante se sustituye la columna por pilares  los que están adosados baquetones, semicolumnas que coinciden con los nervios de las bóvedas, recogen su peso y facilitando la apertura de una mayor cantidad de ventanales, ya que el Gótico es luz frente al Románico que era oscuridad.
 Podemos destacar el uso de arcos apuntados en el primer piso y de medio punto en el tercero, mientras que en el segundo piso recuerda a las tribunas Románicas (en este caso se ha reducido el espacio, denominándose triforios, en este caso ciego). Estos arcos están a su vez dentro de un arco de medio punto de mayor tamaño y decorado con tracerías, en concreto tetrafolios, al igual que en el tercer piso en el que aparece uno de ellos encima de dos arcos.
 Esta catedral es tripartita, ya que se compone de una arquería en la parte inferior, triforio en la parte media y en la superior cuenta con un clevistorio.

Como podemos ver en la maqueta, se nos muestran unas estructuras en el exterior, estos son los contrafuertes de la catedral y al estar en el exterior nos da la ventaja de poder abrir más vanos sin correr el riesgo de derrumbamiento, además, suelen estar decorados con pináculos que ayudan a mantener el peso recibido de los arbotantes y aportan más verticalidad. 

 En el segundo ejemplo, el material empleado parece piedra cortada en sillares más pequeños. Como  elemento sustentante se emplean grandes pilares octogonales, en los cuales no se pueden apreciar los baquetones. Como es habitual en  el Gótico mediterráneo es más común el uso de arcos alancetados como podemos ver en el primer piso.
Esta catedral es claramente bipartita, formada por la arquería en el piso más bajo y en el superior el clevistorio, decorado con  vidrieras más pequeñas que en el caso anterior, pues el clima permite menos aperturas para conseguir la misma cantidad de luz.

Los contrafuertes se adosan al muro, sin arbotantes.



Las cubiertas en este edificio serán claramente bóvedas barlongas, aunque en la planta nos parezcan sexpartitas no es así, pues el nervio que hace que tengan seis plementos se encuentra en el sentido de la nave, lo que quiere decir que es un nervio ligazón.
 En la parte de la girola también son empleadas estas bóvedas aunque adaptadas al espacio y en la parte del ábside se utiliza como cubierta una bóveda radial

En el segundo caso podemos apreciar el empleo de bóvedas barlongas para la cubierta, radiales en la cabecera.


Óscar Vega López. 
2º Bachillerato. IES Los Olivos en Mejorada del Campo

No hay comentarios:

Publicar un comentario