jueves, 5 de marzo de 2015

LA PLAZA MAYOR DE SALAMANCA. CHURRIGUERA


José de Churriguera (del que ya hemos visto retablos como el de San Esteban y organizaciones urbanas como el Nuevo Baztán) inicia una saga de artistas que ocuparán un lugar de honor en nuestro barroco del XVIII
Su hermano menor (Alberto) será un gran creador, y a él se deben las trazas originales (no completadas) de la famosa plaza Mayor de Salamanca (terminada por Quiñones)
Su modelo ya se había establecido en el siglo anterior con las de Valladolid o Madrid (Gómez de Mora), como el más típico urbanismo hispano del mundo barroco de cuyas funciones y orígenes ya hablamos aquí
Sin embargo en esta plaza se da un nuevo paso tanto urbanístico como decorativo.

En el aspecto urbano, Churriguera integra la plaza como un verdadero cruce de caminos, vinculándola a los principales ejes de la ciudad (frente al carácter más secreto de la madrileña, unida a la ciudad por pequeños callejones que hacen de ella una pequeña isla urbana). Por otra, Churriguera crea ya un modelo cerrado, con el acceso a las calles por medio de soportales (la Plaza Mayor careció de ellos hasta la reconstrucción que hizo de ella Villanueva a finales del siglo XVIII, quedando huecos entre las grandes fachadas en un origen, como aún hoy podemos ver en la de Valladolid)


En el aspecto decorativo pasamos de la sobriedad herreriana a la fantasía barroca que ha eliminado los típicos tejados de pizarra (e incluso las torres que sí estuvieron en el proyecto) y articula la fachada por medio de molduras recortadas (y los famosos orejones), estípites, frontones rotos, escudos, tondos, columnas y retropilastras y las grandes balconadas corridas que le dan una fuerte horizontalidad, sólo rota por las espadañas de sus ejes principales.






















Estípites cajeados
.
Aletones creando falsos frontones rotos y, en la parte inferior, los orejones.

Columnas con retropilastras tras ellas que articulan la fachada, creando así mayores claroscuros


1 comentario:

  1. He estado en esta magnifica plaza un par de veces. En tu blog aprecio mucho mejor los detalles que minuciosamentes nos describes. Has hecho un trabajo inmejorable, mi más entusiasta enhorabuena, Vicente, muchas gracias.

    Amistosamente.

    Mari Carmen.

    ResponderEliminar