martes, 21 de abril de 2015

LOS MÓVILES DE CALDER


Ingeniero de profesión y amante del circo (una de sus primerísimas obras será un circo de alambre, con autómatas), su contacto con la vanguardia parisina (primero Mondrian y más tarde el grupo Dada) impulsarán la creación de sus famosos móviles (como los bautizara Duchamp)
Se trata de pequeñas figuras colgantes de alambres que a su vez, y combinados unos con otros, cuelgan del techo o la pared.

Lo más importante en ellos es su estudio de los equilibrios de las distintas masas y longitudes de alambre que permiten estructuras de equilibrio precario, capaces de moverse con un simple soplo de aire.
Se crea así el primer arte cinético de carácter azaroso (los constructivistas o Duchamp lo realizarán por medio de motores), lleno de lirismo y poesía que tienen relación con el mundo onírico y lúdico de Miro

Los distintos objetos que cuelgan de los alambres suelen de figuras de madera o chapas cortadas de vivos colores (influencia de Mondrian) y formas biomorfas (al modo de Arp)

Destaca por su carga política su pieza denominada Almadén, realizada para el Pabellón de la República Española de 1937, en donde una fuente de mercurio mueve el mecanismo que se corona con el nombre de las minas de este mineral, un lugar estratégico para el desarrollo industrial de la República.


No hay comentarios:

Publicar un comentario