miércoles, 8 de abril de 2015

UNA INTRODUCCIÓN A LA SAGRADA FAMILIA DE GAUDÍ


Parece realmente imposible abarcar toda la Sagrada Familia de Gaudí en un sólo post.
Por ello en este artículo sólo pretendemos realizar una introducción a la misma, vinculando algunos conceptos ya explicados a sus correspondientes enlaces y creando un índice final para ir profundizando en aspectos más concretos.

El proyecto de un templo expiatorio sería iniciado por Villar en 1882, aunque al año siguiente será retomado por Gaudí.
En su origen el templo se construiría  en estilo neogótico (tan en boga en la época), y a esta fase corresponden una parte de su cripta y cabecera.

Curiosamente, el avance de las obras en su interior, con la colocación de vidrieras, ha vuelto a resucitar un tanto el espacio gótico, coloreado e irreal, tal y como lo definía Nieto



Poco a poco (y durante los 31 años en los que Gaudí trabajó en su obra), el artista iría introduciendo numerosos planteamientos utilizados en las nuevas obras que iba realizando, cambiando los planes y la forma de construcción y, como era habitualmente en Gaudí, creando sobre la propia acción.
De esta forma a su muerte había construido una torre, parte del presbiterio y la Puerta del Nacimiento, dejando bosquejos y pequeñas maquetas que han servido para continuar las obras (aún no terminadas)

En la evolución estilística de Gaudí pronto se abandonaron los motivos historicistas para plantear ideas mucho más radicales que partían de dos grandes principios: la Naturaleza y las formas paraboides.

De estos modelos surgirá su asombroso interior como un gran bosque en donde las columnas se convierten en árboles que abren sus ramas

Una verdadera naturalización  del sistema de pesos gótico a través de la utilización de los arcos parabólicos explicados aquí.
Y es que, como ya hemos visto en ocasiones, los conocimientos matemáticos de Gaudí eran muy básicos y utilizaba con profusión el sistema de pesos con saquitos rellenos de perdigones que, reflejado en un espejo, servía para establecer las tensiones de la arquitectura.

De esta estructura surgía el arco catenario, mientras que de su evolución en tres dimensiones generaría los distintos paraboides (entre ellos los tubos que generaban las torres)

En el aspecto decorativo, Gaudí evolucionó desde formas puramente naturalistas (más presentes en la parte baja de la portada del Nacimiento y en el abundante bestiario de la zona de la cabecera que ya analizamos aquí) a las habituales sugestiones que caracterizaron toda su obra madura, como los dientes-estalactitas de su parte alta del Nacimiento o las columnas-huesos de su proyecto de la Portada de la Pasión tomados directamente de su proyecto de la Colonia Güell.

Portada del Nacimiento


Boceto para la Portada de la Pasión

De la misma manera fue incorporando su técnica de trencadís (Casa Batlo, Park Güell) que aportaba valores táctiles y cromáticos a la arquitectura.














Remate en trencadís de las torres

No hay comentarios:

Publicar un comentario