miércoles, 20 de mayo de 2015

EL NUEVO MEDIALAB PRADO


Hace unos meses, y a propósito de una excursión en torno al Paseo del Prado, ya citábamos el nuevo (y desconocidísimo) museo de nuevas tecnologías y arte expandido que utiliza las aplicaciones informáticas, los estudios de campo y la participación ciudadana como una forma de crear un arte verdaderamente social que investigue sobre las redes, la visualización de la información, los nuevos modelos de socialización y sus consecuencias (Verdaderamente un fascinante híbrido entre el museo y el laboratorio que permite implicarse en las nuevas formas de creación y no solo completarlas). Os animo a visitar su página






















Hasta este año se situaba (provisionalmente) en unos sótanos, frente al Caixafórum, con el único hito urbano de una gran pantalla de led que se asomaba a una pequeña (y algo degradada) plaza dura construida sobre la antigua subestación eléctrica que ardió en 2004 afectando a toda la manzana
Ahora se ha completado con la reconversión de las Serrerías Belgas realizado por Víctor Navarro y María Langarita.

Su actuación ha sido doble. Por una parte han limpiado de todo tipo de adherencias el edificio de las antigua Serrerias Belgas (principios del XX), dejando a la vista el hormigón que forma su esqueleto, dándole a la estructura un aire brutalista mientras se recuerda su historia industrial
Eliminando muros medianeros se ha construido espacios diáfanos, haciéndoles continuar hacia el exterior los espacios gracias al uso de grandes cristaleras sobre los antiguos muros de cierre




En ellos, entendidos como salas de usos múltples (talleres, conferencias, grupos de trabajo) se han incorporado elementos de estética minimal (muy adecuados al entorno) y vivos colores pop (acaso sería mejor decir posmodernos), que nos recuerdan a la idea del Pompidou de dar protagonismo a las conducciones y elementos tradicionalmente ocultos

En segundo lugar, y como obra nueva, se ha realizado un módulo central en el patio que sirve como escalera distribuidora. En este espacio lleno de espacios ortogonales se ha insistido en el color (un vibrante amarillo), las formas industriales que dejan a la vista los tirantes y, de nuevo, los ventanales.






Estas serrerías tienen una larga historia que Mercedes, en su interesantísimo blog, se ha encargado de recoger

1 comentario:

  1. Gracias, Vicente.
    La rehabilitación que han hecho es espectacular, y tú lo explicas estupendamente.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar