lunes, 4 de mayo de 2015

MERCADO DE SAINT HONORÉ. RICARDO BOFILL


El antiguo mercado de Saint Honoré, ya muy deteriorado en el mismo corazón de París, ha sido brillantemente recuperado a través de una intervención de Ricardo Bofill.

Utilizando la plaza central y sin salida ha creado un edificio verdaderamente ingrávido que aparece sin romper la visión.
Utilizando una serie de pilares internos, Bofill ha creado un gran volumen que no se impone al espectador, sino que dialoga con él a través de la transparencia.

Una piel de cristal deja ver a través suyo (o reflejarse el entorno, según el ángulo de visión), anulando gran parte de su gran masa para convertirse en un verdadero palacio de cristal.



El edificio sigue las línea típicas del arquitecto, plenamente en los modelos posmodernos del juego con la historia, creando una forma de templo (con sus pilares blancos, su gran frontón que une los dos edificios, cubierta a dos aguas), y buscando la cita culta (el pasaje parisino que reaparece en su zona central).




Junto a este juego hay toda una tecnología high-tech como los sistemas de ventilación, robots para la limpieza de su doble piel de cristal....



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada