jueves, 2 de julio de 2015

ALCALÁ DE LA JOVADA. ALICANTE


En medio de un mar de montañas, pero tan cerca del Mediterráneo, se encuentra esta pequeña población (175 habitantes), cabeza del valle de Alcalá.

Acostada sobre el monte su visita está íntimamente unida al caudillo árabe al-Azraq del que ya hablamos aquí, que mantuvo en jaque al propio Jaime I en su conquista del territorio.

En su recuerdo existe una fuente con su efigie y un conjunto de casas de lo que fuera su palacio principal, con su oratorio particular convertido actualmente en iglesia.

En torno al pueblo, además de espectaculares rutas senderistas (como el valle de Ebo o el Gallinera) o restos prehistóricos (pintura levantina o castros ibéricos) se pueden encontrar (bien señalizados) varios despoblados moriscos, abandonados en los inicios del XVII de los que iremos hablando aquí


UNA MAGNÍFICA NOVELA HISTÓRICA SOBRE AL AZRAQ



No hay comentarios:

Publicar un comentario