martes, 29 de septiembre de 2015

MICENAS. MURALLAS Y PUERTA DE LOS LEONES


Frente a la comercial civilización minoica, la micénica fue una sociedad belicista que rodeó sus ciudades (como su propia capital, Micenas) con grandes murallas.
Para ello empleaban el aparejo ciclópeo, grandes sillares de piedra colocados sin argamasa (cemento).

En esta muralla se abrían puertas, siendo la más representativa ésta de los Leones.
Si os fijáis un poco os daréis cuenta que su estructura recuerda a la entrada de la tumba de Atreo.

Un gran dintel para la puerta que se "protege" de los pesos superiores por medio de un triángulo de descarga.
En este triángulo se coloca un relieve (mucho menos pesado) que representa a dos leones (aunque su cabeza se perdió hace siglos) en torno a una columna.

La columna, con fuste invertido (más estrecho en la parte baja) y capitel doble con arquitrabe superior, recuerdan a las que se hacían en madera en la civilización cretomicénica.
En cuanto a los leones enfrentados (una composición simétrica y sometida al marco) es posible que tuvieran funciones apotropaicas (defensores mágicos), igual que los lamassu mesopotámicos o las esfinges egipcias.

Fotografías: J. A. Castrejón



No hay comentarios:

Publicar un comentario