domingo, 6 de septiembre de 2015

UN PASEO POR JAVEA / XABEA






















 La bahía de Jávea se esconde entre dos grandes moles calizas, el cabo de San Antoni y el de la Nao, con el Montgó cerrando el espacio por el este.

El viajero que no solo busque playa (por lo demás bastante pequeña y congestionada) tendrá un inesperado encuentro si busca el pueblo antiguo, a unos kilómetros de la costa para protegerse de la piratería que asoló durante siglos la costa mediterránea.

Sus calles estrechas de casas color miel le recibirá con discretos encantos.





















En su centro se encuentra una poderosa iglesia del gótico final, acastillada por el exterior





















Un mercado que se inspira en las formas del gótico mediterráneo civil
O una casa-museo con unas espléndidas colecciones arqueológicas y etnológicas

Algo más que sol y playa, con calas y rincones que pronto exploraremos

.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada