miércoles, 25 de noviembre de 2015

EL BEATO DE DON FERNANDO Y DOÑA SANCHA


Frente a lo que resulta habitual en los beatos (aquí vimos su historia), éste que conserva la Biblioteca Nacional perfectamente digitalizado para delicia de sus escasos visitantes, es el único de los manuscritos realizados entre los siglo X y XI que no se realizó en el ámbito monacal.

En realidad se trata de una obra áurea que forma parte de amplísimo mecenazgo de los reyes leoneses que le dan nombres que utilizaron la cultura como una forma de legitimación de su nuevo reino de León.



Nosotros ya hemos visto en nuestros blogs algunas obras obras de eboraria (Cristo de Doña Sancha), arquitectura (San Isidoro de León), pinturas (las de su famoso panteón) y esculturas de las portadas.

 

Aunque en la mayoría de ellos se recurrió a los modelos y las maneras generadas por Cluny, en el caso de este Beato se mantuvieron las formas mozárabes (que hemos analizado aquí)



Según la catalogación habitual, se incluye a este Beato en el tercer estilo (ya en tiempos románicos), realizado por un ¿monje? llamado Facundo.

Su inspiración se encuentra en el la Seu de Urgell (realizado en Rioja a finales del X) y de Valcavado, pero sobre todo en las formas ideadas por Maggio a mediados del X a las que dota de una mayor expresividad, movimiento y cromatismo, con una especial atención al fantástico bestiario que surge entre sus páginas.

.

Las características generales de estas ilustraciones ya las pudimos analizar aquí.
































Si queréis ver el códice entero digitalizado


No hay comentarios:

Publicar un comentario