domingo, 22 de noviembre de 2015

UN EREMITORIO RUPESTRE Y UNA NECRÓPOLIS VISIGODA EN LA ERCÁVICA ROMANA. GUADALAJARA



Junto a las ruinas romanas de Ercávica (Cañaveruelas, Guadalajara), en el cerro de Santaver que dos siglos después daría vida a una de las ciudades islámicas más importantes de la Marca Media y de la que ya apenas quedan restos, con el pantano de Buendía al fondo, se encuentra esta pequeña ermita rupestre.
Datada entre los siglos VI-VII (periodo visigodo), se trataría del centro una pequeña comunidad religiosa apartada de las ciudades (aunque relativamente cercana a Recópolis).
.

Consta de una pequeña nave con paredes excavadas en la roca (hasta media altura) que se cubrirían por un techo de vigas.
En su fondo se encuentra un tosco ábside tallado en la roca.

En torno suyo se encuentra más de cincuenta sepulturas (tanto de adultos como infantiles) también talladas en la roca, rectangulares y sin ningún tipo de adorno. Se realizan siguiendo una clara orientación este-oeste
.


No hay comentarios:

Publicar un comentario