miércoles, 16 de diciembre de 2015

LA CAPILLA REAL DE POBLET


Desde Alfonso el Casto, varios reyes de la Corona de Aragón habían decidido enterrarse en Poblet (como el propio Jaime I)



Ya en tiempos de Pedro III el Ceremonioso se decidió trasladar sus restos dispersos por la iglesia y crear un verdadero Panteón Real de reyes y reinas de esta corona.
Para ello se utilizó una ingeniosa solución, la creación de dos arcos escarzanos en el último tramo ante el presbiterio paralelos a las naves.



 Sobre ellos se realizaron los sepulcros que más tarde serían adornados por toda una labor de marquetería de gabletes que desaparecería tras la Desamortización, siendo restaurada en su estado actual por Marés, al que deberían atribuirse los ángeles decimonónicos que tanto contrastan con la solemnidad y el hieratismo de las esculturas yacentes.



Los autores de los yacentes serían Aloi de Montbrai y  Cascall























No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada