viernes, 11 de diciembre de 2015

LA PORTADA ROMÁNICA DE RIPOLL


Enlazada con el momento de efervescencia artística que vimos al hablar de la Seu de Urgell o del maestro de Cabestany (principios del siglo XII) en torno a los reyes Ramón Berenguer III y IV, se crea esta portada, así como el claustro o la renovación de la fábrica de la basílica
Es un periodo "con la vista puesta en el pasado esplendoroso que se intenta recrear" (Yarza), el del abad Oliba.

No nos sorprenderá entonces su forma de arco triunfal ni la multiplicidad de escenas bíblicas basadas en la guerra y el buen gobierno (David y Salomón) que bien podrían representar a los nuevos monarcas y su proceso de reconquista.

Lucha contra los filisteos



El rey David, símbolo de sabiduría

En ellas hay una constante influencia de la famosa Biblia del siglo XI, de nuevo entendida como el prestigio pasado al que se intenta retornar

Junto a ellos la abundancia iconográfica es apabullante, tanto en las franjas que se abren en torno al arco como en su propio derrame (arquivoltas), aunque el deterioro material (y su calidad, que nunca llegará al contemporáneo maestro de Cabestany) le restan un tanto de valor.

Según Yarza podría estar emparentado con la escuela de Gilabertus y el maestro de Saint Etienne, aunque debieron intervenir muchas manos y sensibilidades.
.

Dos escenas del calendario
.




















Cordero místico

Escenas de San Pedro


Bautismo de Cristo
.
.
Músicos


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada