lunes, 28 de diciembre de 2015

PROTOGÓTICO. EL FRONTAL DE LOS ARCÁNGELES


Este protogótico (también llamado por algunos autores estilo 1200) derivó de algunos modos populares del románico (podéis ver aquí el alucinante frontal de San Vicente y Santa Cristeta) que perdían el hieratismo y solemnidad de los talleres más oficiales para acercarse al pueblo a través de escenas mucho más narrativas que buscaban la expresividad para un acercamiento más certero al público.
Aunque aún patentes los recuerdos románicos (pues este protogótico es un momento de transición, como ya analizamos en el frontal de Aviá) en sus fondos planos, ausencia de claroscuro..., la relación de los personajes (para conseguir la narratividad) y su intensa concentración en los hechos está en el origen del cambio que se producirá en el gótico pleno.

En este frontal se recuerdan algunas escenas del arcángel San Miguel (que tanta expansión conoció a finales del románico como ángel psicopompo, ayudante del buen morir) se detallan algunas de sus escenas más habituales: luchando con el dragón (el mal), psicopompo (pesaje de las almas) y un milagro del Monte Gargano en donde un cazador despistado intenta lanzar una flecha a un toro (el propio arcángel) y la flecha se vuelve contra él, clavándose en su ojo (esa típica morbosidad del momento)

No hay comentarios:

Publicar un comentario