lunes, 8 de febrero de 2016

EL HOSPITAL DE SANTA CRUZ. TOLEDO

Dentro de la política constructiva de los Reyes Católicos (típica en la creación de la nueva imagen de la monarquía autoritaria) se establecía el hospital como una fórmula repetida (Toledo, Granada, Santiago de Compostela) que demuestra las fuertes conexiones (Arias de Cossío) con el mundo lombardo y su pretensión (la de la familia de condotiere Sforza de convertirse en unos gobernantes-mecenas preocupados por la salubridad de su pueblo).

De esta manera, su proyectista, Egás,  toma planta cruciforme que utilizara Filarete en Milán, aunque con unos modos mucho más goticistas, como puede verse en el crucero

Primero como ayudante y más tarde en solitario, Covarrubias comienza su carrera en esta fábrica, pudiéndosele adjudicar gran parte de la decoración de la fachada principal, puro plateresco que ya analizamos aquí.


Más tardía, y fruto de una evolución hacia formas puristas, Covarrubias volverá a trabajar en el patio que había sufrido desperfectos, creando una sucesión de arcadas (aún un poco etéreas) pero perfectamente rimadas en donde (Natividad Sánchez) combina influencias alcarreñas con otras tomadas del tratado de Sagredo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario