viernes, 25 de marzo de 2016

COMENZANDO A CONOCER A RIZI

Eucaristía de San Benito

Francisco Rizzi fue hijo de un pintor italiano (Antonio Rizzi) que trabajó (aún en estilo manierista) en las obras de decoración del Escorial.
Sin embargo su aprendizaje lo realiza con Vicente Carducho, rechazando los modelos manieristas en favor de los del realismo temprano, como podemos ver en la imagen superior.
Rizi. Liberación de San Pedro. San Pedro ad Vincula

En algunos momentos de su carrera (y más por la imposición del tema que por verdadera vocación pictórica) utilizó el caravaggismo (ya bastante desfasado para la época) como en los lienzos dedicados a los padres jesuitas de la Catedral de San Isidro

,

Sin embargo, su gran modelo será  Rubens.

Liberación de San Pedro. San Pedro ad Vincula. Villa de Vallecas

Algo más joven que la segunda generación (Velázquez, Cano, Zurbarán o Ribera), y en gran parte eclipsado por ella, superará su vocación veneciana por la modernidad que propone Rubens y su gran Barroco en donde la pincelada suelta veneciana, cargada de intensidad y vibración, se une la composición movida, con grandes diagonales (a menudo generando aspas, que el maestro flamenco había tomado de Bernini).
.

.

Santiago Matamoros. Iglesia de Santiago. Madrid
.


Ese movimiento incesante que anima sus pinturas se completa con elaborados escenarios que ahondan más aún en el concepto de suntuosidad en medio de la tragedia.

Es otra de las grandes lecciones de Rubens, que busca un arte total que sature los sentidos a base de color y curvas pero consigue parar justo un punto antes de la histeria gracias a sus tipos idealizados (una herencia que Rubens había tomado de los Carracci)

Martirio de San Ginés (Boceto)

Abre así todo un campo de trabajo que (con la unión de la influencia de Van Dyck) será la base para la pintura de la tercera generación (Carreño de Miranda, Claudio Coello que será su discípulo aventajado, o Donoso o Palomino, también dependientes de su taller, aunque con una obra más tardía)
.
Martirio de San Ginés (Boceto)
.
Santa Catalina y San Benito

Su labor se extendió a las arquitecturas efímeras, colaborando con los fresquistas y escenógrafos italianos Mitelli y Colonna, de los que aprendió la quadratura y las arquitecturas fingidas, creando él también sus propias obras (en colaboración con Carreño) en los fastuosos frescos de San Antonio de los Alemanes




No hay comentarios:

Publicar un comentario