miércoles, 23 de marzo de 2016

GÓMEZ DE MORA. COLEGIO DE MÁLAGA. ALCALÁ DE HENARES


La proximidad (física y de mecenazgos) de Alcalá de Henares a Madrid, permitió que muchos arquitectos de la Corte realizaran obras en la ciudad universitaria.

Gómez de Mora, arquitecto de la villa y Corte, trabajó en numerosos encargos, como el monasterio de las Bernardas, la iglesia jesuita o el colegio del Rey.
En este caso, y bajo el patrocinio de  Juan Alonso de Moscoso, obispo consecutivamente de Guadix-BazaLeón y Málaga, en 1610, organiza uno de los Colegios más representativos de la ciudad.
Para ello emplea el modelo utilizado en Madrid para la Cárcel de Corte que ya analizamos aquí: un doble patio unido por una crujía central en la que se sitúa la escalera (una idea tomada del proyecto de Covarrubias para el Alcázar de Toledo).





Dichos patios se organizan por medio pilares de orden toscano, mientras que la escalera retoma el modelo imperial de tramos compuestos, cubierta por una gran cúpula ovalada (muy semejante, aunque en escala, a la de las Bernardas)



 Al exterior, el edificio utiliza totalmente el ladrillo que, a través de sus delicados paramentos en relieve (de lejana filiación mudéjar aunque adaptados a los modos escurialenses), da una cierta articulación al conjunto que se completa con la policromía de los sillares esquineros y los paramentos de mampostería que cubren partes de los paños, a la manera toledana.

La vinculación los los modelos escurialenses es también sumamente nítida en la utilización de las torres con sus característicos  chapiteles en pizarra



.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada