miércoles, 11 de mayo de 2016

EL ORFISMO


 Robert Delaunay

El Orfismo o cubismo órfico (tal y como lo bautizara Apollinaire, asemejándolo a Orfeo por su conjunción de música y poesía) es una de las tantas derivaciones que tuvo el cubismo camino a la abstracción (también desde este estilo trabajaron Mondrian para crear su neoplasticismo o Malevich para su suprematismo).
Arranca cuando el estilo ha llegado a su fase sintética con el regreso al color, y se trata, en un principio de una imitación bastante superficial del mismo (una cristalización de la realidad animada por el color, casi caleidoscópica).

La villa de Paris 1910. Robert Delaunay

Sin embargo, pronto el estilo evolucionará hacia formas geométricas sin ningún apoyo en la realidad de la mano del matrimonio Delaunay (Robert y Sonia, pintora también que supo llevar sus diseños al campo de la moda, renovando de forma brutal la forma de los estampados, totalmente modernos hoy).
Sonia Delaunay

Inspirados en las teorías sobre el color (sobre todo la ley de contraste simultáneo  de Chevreul y Seurat) y el ejemplo de Cezanne pero sobre todo de un Kandinsky en las mismas puertas de la abstracción, se lanzan a unos cuadros de gran formato dominados por las formas circulares en donde las distintas bandas se trabajan con colores intensos y contrastados, ya plenamente abstractos.
Es el arte de pintar conjuntos nuevos con elementos no tomados de la realidad visual, sino totalmente creados por el artista y dotados por él de una poderosa realidad. Es arte puro.
Apollinaire. Meditaciones estéticas

Sonia Delaunay

Tanto las formas como las variaciones cromáticas buscaban una comunicación emocional (sinestésica) con el espectador llena de movimiento y vibración (no en vano hay mucho del futurismo y sus operaciones geométricas para la representación del movimiento, como las de Balla o Russolo) que pronto se agotaría en sí misma, aunque sería acogida con mucho interés por parte de los miembros del Jinete Azul y será, en el futuro, el punto de arranque de la nueva abstracción minimalista de los años 60 de Stella.

Robert Delaunay

Otra de las grandes figuras del estilo es Kupka, quien busca nuevas soluciones a los tradicionales diseños, ya sea por medio de vórtices que le devuelven su apariencia tridimensional sin caer en la copia de la realidad o sus formas casi acuchilladas.


Kupka


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada