jueves, 12 de mayo de 2016

EL ÚLTIMO PICASSO: MOSQUETEROS, FUMADORES Y PAREJAS


Durante los últimos años, Picasso, instalado en Mougins, realizó una obra extensísima, casi obsesiva, como si quisiera ganarle la partida al tiempo y crear sin fin.
Fue además cada vez más habitual la aparición de series que ya habían surgido en la época anterior (y en realidad siempre fue una manera de crear de Picasso, que siempre solía trabajar en círculos concéntricos).
Entre los temas más habituales aparecían (a menudo entremezclados) las imágenes de los mosqueteros, los fumadores de pipa y las parejas.

Walther habla de "el pintor obligado constantemente a representar un papel. Es hidalgo y marinero, artista de circo y aristócrata"
Muchas de estas máscaras remiten directamente a Rembrandt, o menor medida, como el propio Picasso tituló en un cuadro, a Domenico Theotocopulos van Riyn da Silva, un curioso combinado del genio por excelencia (Greco, Rembrandt, Velázquez) con el que se compara constantemente el autor, y que no es otra cosa que una continuación (mental) de las grandes serie de los años anteriores en donde Picasso, sólo en su genialidad tras la muerte de Matisse, entra a juego de compararse con los suyos: Manet, Velázquez, Poussin, Delacroix...
En cuanto a las características técnicas del periodo ya las analizamos con mayor demora en una de sus series del Pintor y la modelo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario