martes, 13 de septiembre de 2016

CLEOBIS Y BITÓN


Hijos gemelos de Cípide, sacerdotisa de Hera, de camino hacia un festival en honor de la diosa, los bueyes se negaron a seguir tirando del carro, y los jóvenes los desengancharon tirando de él durante 8 kilómetros.
Cípide, impresionada ante el hecho, le pidió a Hera el mejor regalo que se le podía conceder a un mortal, morir joven, en plena vitalidad.
Las esculturas pertenecen al periodo arcaico (600 a C) con sus principales características ya comentadas aquí, y según Bianchi Bandinelli refleja perfectamente las características de la escuela de Argos (que es la ciudad que regala el exvoto), con fuertes contrastes entre la fuerte rotundidad de ciertos volúmenes (hombros, brazos, gestos faciales) y el linealismo de otros (vientre rodillas)

Imagen: J. A. Castrejón


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada