miércoles, 26 de octubre de 2016

LA CAPILLA REAL DE LA MEZQUITA DE CÓRDOBA


Como tantas obras (léase las sinagogas de Toledo o Córdoba, Reales Alcázares de Sevilla), nunca sabemos calificar bien este tipo de construcciones ¿islámicas o mudéjares?

Pues aunque fueron construidas por artesanos islámicos bajo patronazgo cristiano, el fuerte islamismo que caracterizó a mucho monarcas castellanos del XIV (desde Alfonso X a Pedro el Cruel o Enrique II de Trastamara) hacen de estas obras un híbrido cultural que sobrepasa los límites de lo mudéjar (entendido como sumisión de lo islámico a lo cristiano) y entra en el territorio de un mestizaje total (se habla, incluso, que el modelo de la capilla está directamente inspirado en el modelo de Kuba islámica).

Los propios historiadores no se ponen, ni siquiera, de acuerdo, con las distintas etapas constructivas (Al-Hakem II, tal vez el proio Alfonso X, y una doble decoración, la primera de ellas de principio del XIV, y la actual, financiada por Enrique II de Trastamara en 1371).

Este curioso edificio interior se genera sobre una planta cuadrada, alzándose sobre arcos polilobulados (unos islámicos, otros ya mudéjares), cerrándose con una espectacular bóveda de nervios con centro libre que bien pudo ser islámica y más tarde redecorada con mocárabes.


En la actual decoración predomina el estilo nazarí, evidente en sus paños de sebka o sus arcos angrelados, aunque también encontramos capiteles (posiblemente reutilizados) de estilo califal, modo Medina Zahara


A ella fueron trasladados los cuerpos de Fernando IV y Alfonso XI


.
.


No hay comentarios:

Publicar un comentario