jueves, 6 de octubre de 2016

LOS MOSAICOS PALEOCRISTIANOS DE SANTA CECILIA



Estos mosaicos de la cuenca absidial es el único resto conservado de la primitiva basílica que mandara construir Pascual I en el siglo IX (a él se dedica el epitafio que se desarrolla en la parte baja)


Similar al de Santa Praxede tiene en su centro al Pantocrator (ya modelo siriaco y una forma de bendecir típicamente bizantina) sobre cuya cabeza aparece la Dextera Dei.

A sus lados se coloca el colegio apostólico, con San Pablo y San Pedro, Santa Cecilia o el propio Pascual, que se adorna con nimbo cuadrado (al estar aún vivo en el momento de la realización) y lleva una maqueta de la iglesia en forma de ofrenda.
De izquierda a derecha: San Pedro y San Valeriano y Ágata, ambos con las manos veladas
.
De izquierda a derecha: Pascual I, Santa Cecilia y San Pedro. Sobre las ramas de árbol el curioso pájaro nimbado

Entre la simbología de la obra destacan algunos aspectos, como el curioso pájaro con aureola de la izquierda ¿representación del Ave Fénix como símbolo de resurrección, acaso Espíritu Santo?
En la parte baja hay una clara alusión a la Jerusalén Celeste en la ciudad de la que parten los corderos (entendidos como almas puras)
























Una idea de lo paradisíaco que se mantiene en las palmeras de los extremos

No hay comentarios:

Publicar un comentario