sábado, 1 de octubre de 2016

MEMORIAS DE ÁFRICA. Isak Dinesen


Un libro imprescindible tanto para el viajero que quiera conocer las altas sabanas africanas (sólo hace falta ver alguno de estos textos que las reflejan perfectamente en su poesía y ferocidad) como al interesado en historia.
Respecto al último punto, es el reflejo perfecto de esos colonos blancos que llenaron África a finales del XIX. Nobles, aventureros, emigrantes que buscan el dorado, religiosos... 
                                                     
En ellos descubrimos que, frente al hechizo africano, siguen comportandose como élites europeas e intentan trasladar Europa  a las altas  llanuras africanas

En su relación con los nativos, y pese a sus ideas filantrópicas, hay un profundo racismo que les considera inferiores, como niños pequeños  que les deben fidelidad.
                                                 
Frente a la novela, que es mucho más introspectiva y a veces incluso casi etnográfica, la película que la catapultó a la fama insiste más en la historia de amor entre Blyxen y un cazador aventurero (apenas esbozada en la obra escrita), aunque podemos seguir viendo esta sociedad británica en los trópicos y las inolvidables vistas aéreas de Masai Mara.



.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada