lunes, 24 de octubre de 2016

MUDÉJAR EN TERUEL (1) LAS TORRES DE LA CATEDRAL Y SAN PEDRO



  Santa María de Mediavilla (Catedral)

A mediados del siglo XIII se comienzan a edificar las primeras torres mudéjares de la ciudad: Santa María de Mediavilla (Catedral) y San Pedro.

San Pedro

Frente a las zaragozanas, estas torres tienen una doble función: litúrgica (al ser las torres campanarios de las iglesias) y defensivos (adecuándose a la muralla y teniendo un paso inferior creado por arcos apuntados)
San Pedro
 Santa María de Mediavilla (Catedral)

Sobre este último motivo (el paso inferior) se ha relacionado con el mundo italiano (Caserta) o con ejemplos hispanos anteriores (Sos del Rey Católico).
Torre de la catedral

En el interior las torres están huecas, divididas por pisos de madera que no se corresponden a la decoración exterior, que se piensa como ornato público, dividiendo los grandes paneles en franjas horizontales (labor de dechado) en donde se alternan las decoraciones en ladrillo en relieve con la inclusión de arcos (entrecruzados, ojivales, medio punto abocinados) y decoración cerámica.

San Pedro

Esta cerámica vidriada será la gran diferencia frente a otros mudéjares, tanto en sus columnillas como rombos en donde se juega con el verde y morado (y que será, probablemente, inspiración para la cerámica de Paterna y Manises)

Sobre esta base el estilo llegará a su cénit en el siglo XIV con las torres de San Martín y el Salvador al que ya dedicamos este artículo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario