jueves, 10 de noviembre de 2016

SANTA MARÍA LA REAL DE SANGÜESA (2)

.

Hoy analizamos la parte más atractiva de la obra, la correspondiente a las enjutas y las arquivoltas.
En estas últimas trabaja otro taller que dota de mucho mayor volumen y expresividad a sus figuras.
El tema de ellas podría encuadrase dentro del mundo moralizante que ataca a los vicios (el famoso miedo románico que ya vimos aquí) como puede verse perfectamente en algunas figuras bien reconocibles


El juglar /acróbata



Los músicos
.

El castigo de la mujer adúltera

Sirena

Y otras figuras más complejas de interpretar pero que siempre inciden en los pecados y la vida gozosa que impide entrar en el reino de los cielos.

.

En las dos enjutas un nuevo taller (dos según Yarza) realiza una obra de iconografía verdaderamente impar para lo hispánico.

 Se trata de historias extraídas de la Saga de Sigurd (el Sigfrido del Anillo de los Nibelungos que Wagner popularizaría), historia vikinga típica del románico escandinavo que podemos observar en el héroe que templa su espada o, posteriormente, da muere al dragón.

 La forja de la espada del héroe



La muerte del Dragón

Junto a estas escenas aparece un curioso bestiario que, según los especialistas, también tendría origen septentrional que se podría explicar por el propio Camino de Santiago (Yarza) o por la vinculación de la iglesia con la orden de los hospitalarios de San Juan con vínculos con Escandinavia (Olaguer)













































No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada