jueves, 23 de noviembre de 2017

LA CAPILLA DE SAN MARTÍN. CATEDRAL VIEJA DE SALAMANCA


En la zona de los pies de la catedral románica se encuentra uno de los conjuntos pictóricos góticos más excepcionales de la Península.
La parte más antigua (difícil de observar en la actualidad) existen unas pinturas firmadas en 1262 por Antón Sánchez de Segovia, que por su fecha deberían relacionarse con el gótico lineal, aunque resultan sumamente avanzadas, por lo que algunos autores piensan que son más tardías.

Ya del siglo XIV se conserva el sepulcro del obispo don Rodrigo Díaz, de 1339. Su escultura yacente se adorna con un relieve inferior en el que se narra el sepelio, mientras que bajo el arcosolio aparece una encantadora Epifanía que sigue el estilo de las pinturas citadas anteriormente


 
Por último, encontramos una gran pintura mural (también del siglo XIV) de iconografía bizantina aunque con técnica derivada todavía del lineal evolucionado.

En su parte superior encontramos un Cristo Varón de Dolores junto a la Virgen y el Colegio Apostólico, la Etimasía y los ángeles trompeteros que despiertan a los muertos de su sueño para el Juicio, con los salvados a la derecha y los condenados a la izquierda

.




miércoles, 22 de noviembre de 2017

LAS IGLESIAS FERNANDINAS. CÓRDOBA

San Andrés


En 1236 el rey Fernando III el Santo conquistaba la ciudad de Córdoba, la gran capital del califato.
Unos cuantos años después (ya en el reinado de su hijo, el famoso Alfonso X el Sabio) se comenzaron a construir sobre las mezquitas catorce parroquias en las que se dividiría la ciudad.
Son unos templos sumamente particulares en los que se encuentra un particular mestizaje entre el primer gótico (Císter) y motivos islámicos.
Al exterior mantienen el tipo de aparejo de tiempos califales (soga y tizón, o un sillar largo y a continuación uno corto). Destacan sus grandes cabeceras poligonales en las que ya podemos encontrar arbotantes y contrafuertes.



San Pedro

Sin embargo, lo más típico de su construcción exterior son las portadas (en los laterales y en los pies).
Para ellas se utiliza ya el arco apuntado (al modo cisterciense) abocinado que crea arquivoltas sujetas por delgadas columnas de capitel vegetal (también a la manera del Císter).



En algunas ocasiones sobre estos arcos (recorridos por líneas en zigzag) aparece una moldura que recuerda a los alfices islámicos.



San Pedro

En la parte alta de estas portadas suele aparecer magníficos rosetones que (curiosamente) recuerdan mucho en sus tracerías a las celosías musulmanas.



La Magdalena


San Andrés


San Andrés

En el interior los ábsides suelen estar cubiertos por bóvedas de crucería con nervios bien destacados.



San Andrés

Sin embargo, las largas naves se cubren por artesonados de clara influencia islámica (mudéjar) en forma de artesa y dibujos de lacerías sobre estrellas de varias puntas.


San Andrés

Los pilares vuelven a ser claramente cistercienses, con columnas adosadas a un machón central.


Para saber más
http://wikanda.cordobapedia.es/wiki/Iglesias_fernandinas
http://www.arteguias.com/cordoba.htm


martes, 21 de noviembre de 2017

CAMBIOS ICONOGRÁFICOS EN EL GÓTICO (2). LA VIRGEN



Descendimiento. Van der Weyden

Como ya hablábamos en el caso de Cristo, la figura de la Virgen sufre enormes cambios en el mundo gótico, que la quiere reconvertir en la madre (amorosa) de la Humanidad.
Vinculado con el nuevo papel de la mujer que surge de la cultura provenzal, María se convierte en un eslabón fundamental de la historia de la Salvación al convertirse en la intercesora entre los divino y humano (pues ella misma se encuentra en ambos mundos) vinculándose en la psicología colectiva como la madre más cercana que nos puede ayudar en el tránsito.
perfecto ejemplo del nuevo papel de María entre hombres y Cristo

Para ello se retoman nuevas iconografías bizantinas (muchas de ellas reactivadas a través de las Cruzadas)

De la kiriotissa (trono de Dios) románica, nos aparece la madre que juega con el niño, las famosas Vírgenes Blancas o Glycofilusa.
Bermejo

Virgen como madre o como protectora, como intercesora entre los hombres y la divinidad  como vemos en las vírgenes de la misericordia o en su coronación.
                                      



La Virgen con su madre (Santa Ana) y el Niño, todo un símbolo de la familia que se pretende apuntalar.

  

Para saber más de la iconografía mariana
.

lunes, 20 de noviembre de 2017

GIOTTO, LA CAPILLA SCROVEGNI


La capilla Scrovegni es, sin lugar a dudas, la obra maestra del gótico europeo.
Giotto la realizó tras sus trabajos en Asís, joven pero ya completamente formado, creando en ella su conjunto mejor conservado.
La pequeña capilla era la iglesia privada de la familia Scrovegni (encabezada por Enrico) que había edificado en la Arena de Padua, utilizando los restos del anfiteatro romano para construir un palacio semicircular actualmente desaparecido.
El origen oscuro de su fortuna (debida a la usura) quiso lavarse por medio de la creación de este recinto.
Su interior consta de un altar (con esculturas de Pissano y las tumbas familiares) y una pequeña nave rectangular cubierta con bóveda de cañón con las tradicionales estrellas sobre fondo azul.

Mientras el testero (Juicio Final) es obra de su taller, el resto de las paredes laterales son fundamentalmente del maestro
Para ejecutarlas (al fresco) utilizó la tradicional estructura de quadri riportati (escenas completas de forma rectangular, como si fuera tapices colgados sobre la pared, separados por cenefas decorativas)

Los temas elegidos son la vida de la Virgen y, en la pared opuesta, la de Cristo.

En estas obras Giotto desarrolló (sin apenas antecedentes, pues entonces no se conocía la pintura romana, descubierta en Pompeya a partir del XVIII) toda una amplísima lista de novedades (muchas de ellas ya ensayadas en Asís).
Descubrió que el cielo era azul y no dorado, haciendo volver a la naturaleza y el paisaje a la pintura tal y como la veían los hombres.

Matanza de los inocentes

Esto lo utilizó como motivo simbólico pero también constructivo, emparejándose sus imaginarios relieves de sus naturalezas con los personajes para crear una composición conjunta


Las telas dejaron de ser un elemento puramente decorativo y comenzaron a llenarse de pliegues de gravedad romana que  convirtieron a las figuras en verdaderos sólidos gracias a la técnica del claroscuro
.
Por el contrario, vació las arquitecturas para convertirlas en cajas traslúcidas en donde habitara el espacio.

Sueño de José



Incluso utilizó a los propios personajes y su colocación para reconstruir el espacio

Última Cena

Descubrió la potencia perspectívica de un personaje de espaldas que crea un punto intermedio entre el espectador y el fondo

Lamentación sobre el Cristo muerto

Y dio carta de naturaleza al escorzo, colocando personajes perpendiculares al espacio del cuadro para que se dirigieran directamente al espectador





Detalles Lamentación Cristo Muerto

Investigó en las composiciones y los puntos relevantes de atención, pasando por las simétricas y centralizadas para desembocar en las asimétricas que conducen la mirada hacia el lugar deseado.
.
Anunciación
.


Presentación en el templo
.


Huida a Egipto

Huyó tanto del decorativismo colorista de lo bizantino como de la ondulación sienesa reduciendo el mundo a formas básicas de un dibujo rotundo que eliminaba accidentes para centrarse en los grandes planos de color y volumen.
.

El sueño de José

Abandonó la perspectiva jerárquica que daba mayor tamaño a la divinidad para que ésta comparta el mismo espacio y proporciones que el resto de los humanos

Expulsión de los mercaderes del Templo

Imaginó una parte baja en grisalla en donde se representaban los vicios  y las virtudes


Llegó a pintar el cometa Halley, convirtiéndole en la estrella de los Reyes Magos

Pero todo ello no serían más que simples trucos técnicos si no fueran acompañados con otro cambio radical en el plano ideológico.
Pues Giotto cambió el orden e interpretó la historia sagrada desde un punto humano. utilizando los temas tradicionales como excusa para hablar del amor, el miedo, la tristeza (en todos sus posibles grados), la amistad, la soledad, la pureza, el sacrificio...

Pedro en la el Prendimiento de Cristo


Encuentro en la Puerta Dorada
.


Lamentación sobre el Cristo muerto

Hizo así mucho más accesible el mensaje religioso al ser interpretado en clave sentimental que se acercaba al mensaje franciscano (aquí lo analizamos), dándole una humanidad concreta a Cristo o a la Virgen que les acercaba a los ojos y corazones de los espectadores.

La matanza de los Inocentes. Detalle.

El propio diseño de la Capilla insistía en ello al acompañar a los ciclos evangélicos un zócalo con los vicios y las virtudes, las potencias que puede desarrollar el hombre para, a través de la religión de los muros largos, llegar al Juicio Final (pies de la nave) y triunfar en su ascenso a la diestra del Padre.


Juicio Universal. Infierno

Con todo lo dicho nacía el humanismo en la pintura como ya lo había hecho en la literatura con Dante, abriendo los futuros caminos de la gran revolución renacentista