sábado, 21 de enero de 2017

LA JOVEN DE LA PERLA


Una enternecedora novela para ingresar en el mundo Vermeer. aunque un poco extensa (y lenta) para los alumnos (creo que se necesita lectores más avezados).
Desde la perspectiva de una joven  que, obligada por la pobreza de su familia, entra a servir en la casa del pintor, iremos conociendo lentamente Delf y el taller de Vermeer.
Veremos así su forma calmada (a veces desesperante) de pintar, primero moliendo los colores, luego colocando a figura humana y bodegón, el uso de la cámara oscura, estableciendo masas, dando el toque sutil a la luz y las texturas finalmente. Todo envuelto en una lenta vida burguesa que sólo sobresale a la hora de captar un detalle, un brillo tembloroso.
                                                                    
A lo largo de la novela seremos testigos de su éxito tan limitado (y sus escasos comitentes)que se ve contrapesado por la admiración sin límites de la sirvienta, enamorada más del arte que del hombre ante el cual terminará posando

No hay comentarios:

Publicar un comentario